Universo Blaugrana

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Los pesos pesados que complican la revolución de Laporta en el Barça

El presidente deberá plantear una limpieza importante del vestuario para poder aspirar a algún refuerzo

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

07.04.2021 00:11h Actualizado: 07.04.2021 00:43 h.

3 min

Joan Laporta ya avisó en su discurso de investidura que llegaba para tomar decisiones convenientes para resolver la crisis económica y deportiva por la que está pasando el Barça. Y que muchas de ellas no serían populares, pero sí necesarias. La entidad blaugrana se encuentra en una situación crítica a nivel económico.

En estos momentos, las cifras no son sostenibles. La masa salarial no está adaptada a la importante caída de ingresos provocada por la pandemia. Para solucionarlo, el nuevo presidente deberá proponer una reducción salarial que afecte directamente a los emolumentos de los jugadores. Sin embargo, con esta única decisión no será suficiente. Así que la viabilidad económica de la entidad pasará también por una limpieza importante para la próxima temporada y por potenciar la presencia de canteranos en el primer equipo. 

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

Joan Laporta, en una imagen de archivo | EFE

No obstante, llevar a cabo esta revolución no será fácil. Laporta deberá convencer a varios pesos pesados de que tomen la decisión que sea más beneficiosa para el Barça. En este sentido, son varias las carpetas que más preocupan al nuevo presidente del club blaugrana. 

Dos renovaciones mediáticas

Su gran prioridad en estos momentos es asegurar la continuidad de Leo Messi. El argentino debe ser el líder de la revitalización del club, tanto a nivel económico como deportivo. Tras conocer las preocupantes cifras económicas de la entidad, Laporta ya trabaja en la propuesta que en las próximas semanas presentará al 10. 

Más allá de los números, al capitán blaugrana le interesa el proyecto deportivo. La situación no es la misma que la de hace meses. Disfruta, está comprometido y se le ve sonreír en el terreno de juego. Conseguir el doblete sería un paso determinante para convencerle. No obstante, más allá de eso, Laporta se ve con argumentos convincentes para persuadirlo y conseguir su renovación. 

Dembelé y Messi celebran un gol del Barça / EFE

Dembelé y Messi celebran un gol del Barça / EFE

Asimismo, también es clave conseguir la renovación de Dembelé. El extremo está firmando la mejor temporada desde que llegó al Barça y es un indiscutible en los esquemas de Ronald Koeman. Termina contrato en 2022 y todavía no ha renovado. Quiere seguir, y el presidente desea que sea una de las piezas determinantes en la reconstrucción. Se le propondrá una oferta de renovación con muchos variables y con la ficha condicionada a un posible aumento en función de la situación económica de la entidad. Y si se encuentran con excesivos contratiempos, tampoco se descarta ponerlo a la venta, ya que es uno de los activos más bien valorados en el mercado. 

Cuatro ventas importantes

Por otra parte, Laporta tiene prevista una limpieza el próximo verano en la que no solo entrarán futbolistas transferibles, sino también algunos pesos pesados del vestuario. Un papel clave lo tendrá Antoine Griezmann. Las últimas informaciones apuntan que es feliz en el Camp Nou, y con un buen contrato hasta 2024, tiene la opción de no facilitar su marcha. El presidente lo considera determinante para la reconstrucción, pero no por su rol sobre el terreno de juego: podrían sacar una cantidad importante por su venta, o incluso añadirlo en un intercambio por una estrella. Pero antes, tendrá que acceder a marcharse. 

Coutinho y Griezmann en el partido contra el Sevilla / FC BARCELONA

Coutinho y Griezmann en el partido contra el Sevilla / FC BARCELONA

En cambio, quién tiene claro que su futuro está lejos del Barça es Philippe Coutinho. El brasileño ha fracasado en su segundo intento de triunfar en el Barcelona. No obstante, esta vez no ha tenido culpa su rendimiento sino sus lesiones. Contratiempos físicos que le han tenido más de media temporada lejos de los terrenos de juego, y que incluso complicarán su venta el próximo verano. La Copa América con Brasil es la única esperanza de Laporta para que se revalorice, aunque no tiene asegurada su participación. Si no, igualmente lo dejarán marchar pero por un precio mucho más bajo.

Quién tampoco convence y está en la rampa de salida es Miralem Pjanic. No obstante, el gran inconveniente será que las amortizaciones lastrarán su posible venta. El club necesitará sacar mínimo 45 millones por él, ya que sino se imputarían unas pérdidas que en la situación actual se convertirían en un inconveniente mayúsculo. Una situación provocada por el truque con Arthur. Operación más que complicada con un futbolista que ya tiene 31 años, y no ha respondido a las expectativas este curso. Una situación parecida a la de Neto, por el que todavía se tienen que amortizar 13 millones

Pjanic, en un partido con el Barça | EFE

Pjanic, en un partido con el Barça | EFE

Finalmente, otra de las grandes complicaciones de Laporta es la situación de Samuel Umtiti. El central francés tiene contrato hasta 2023, con un sueldo de cerca de 12 millones de euros. Condiciones salariales que dificultan enormemente que acepte una salida a otro club. Tiene la sarten por el mango, y está feliz en Barcelona pese a tener pocos minutos. No se puede descartar tampoco que el presidente negocie con él la carta de libertad a cambio de que perdone parte de estos emolumentos. 

 
Hoy destacamos