Universo Blaugrana

Una foto de Riqui Puig y Carles Aleñá en un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Riqui Puig y Carles Aleñá en un entrenamiento del Barça / FCB

Riqui Puig, Aleñá y la difícil tarea de sobrevivir en el Barça de Koeman

La situación actual de los dos centrocampistas con ADN Barça pasa por competir entre ellos para ser el cuarto central en la plantilla del holandés

Alba Cabrera

07.10.2020 17:20h

2 min

Riqui Puig y Carles Aleñá se las prometían muy felices esta temporada en el primer equipo del FC Barcelona. Pero la realidad ha sido que, con la llegada de Ronald Koeman al banquillo azulgrana, ambos canteranos han perdido mucho protagonismo en la plantilla del primer equipo.

Mensaje de Riqui Puig al Barça B / Redes

Mensaje de Riqui Puig al Barça B / Redes

Tanto es así, que, a día de hoy, Riqui y Aleñá se ven obligados a competir entre ellos para intentar convencer a Koeman de poder tener minutos en el centro del campo, donde la confianza del técnico holandés es plena y exclusivamente para su compatriota Frenkie De Jong y el veterano Sergi Busquets. Incluso el bosnio Miralem Pjanic está por delante de los mediocentros formados en Can Barça, por lo que no lo tendrán fácil para consolidarse en el primer equipo, a pesar de haberse ganado por méritos propios el derecho de formar parte de él.

Los descartados de Koeman

El técnico holandés hizo público en este inicio de temporada que no contaba con Riqui Puig, y a Aleñá ni siquiera lo mencionó. Hecho que evidencia que estos jugadores son las últimas fichas para su entrenador, incluso por debajo de Ousmane Dembelé, Martin Braithwaite y Ismael Umtiti, a pesar de que estos jugadores jueguen en otra posición.

Koeman tiene un tridente claro para el centro del campo con De Jong, Busquets y Pjanic como primer recambio para ambos. Pero la realidad es que con el nuevo sistema a la holandesa, quedan pocos centrocampistas puros en el equipo, por lo tanto, a poco que falle o se lesione alguno de estos tres, Riqui y Aleñá lucharán por entrar en la rotación. Igualmente, han pasado de ser recambios factibles a competir entre ellos por ser el cuarto centrocampista de la plantilla del Barça.

Dos perfiles muy diferentes, un solo hueco

A pesar de ser dos jugadores que despuntaron en todas las categorías inferiores azulgranas, en el filial y con la Selección Española Sub-21, a día de hoy su máxima aspiración en el club es competir entre ellos por ser el cuarto centrocampista, y tener minutos si Pjanic no está disponible o De Jong o Busquets se lesionan.

Riqui Puig en un partido con el Barça / EFE

Riqui Puig en un partido con el Barça / EFE

Una situación muy complicada, encima para dos perfiles muy diferentes. Mientras que Riqui es más ofensivo y con un estilo parecido al de Coutinho o al de Pedri, este centrocampista no tiene físico para poder defender y quizás sea demasiado creativo para su posición y podría desempeñarse mejor como falso nueve.

Aleñá y Griezmann durante el Barça-Nàstic de pretemporada / EFE

Aleñá y Griezmann durante el Barça-Nàstic de pretemporada / EFE

Por su parte, Aleñá tiene más fortaleza física y puede ofrecer más rendimiento defensivo. Aún así, la situación no es nada favorable para que los dos jóvenes mediocampistas de ADN BarçaRiqui tiene 22 y Aleñá 23 años--. Para colmo, Sergi Roberto también podría desplazarlos, relegándolos a un quinto puesto.

Pero, de momento, los dos se han quedado en el club, a pesar de que Koeman dijo públicamente que no contaba con ellos. Queda por ver si las férreas convicciones sobre estos dos jugadores pueden volverse más positivas y acabe dándoles alguna oportunidad sobre el terreno de juego.

 

 

 
Hoy destacamos