Universo Blaugrana

Dembelé, en un partido con el Barça | EFE

Dembelé, en un partido con el Barça | EFE

Los secretos de la evolución física de Dembelé: "Es una máquina de guerra"

Las lesiones han permitido por fin explotar al francés con el Barça esta temporada

Redacción Culemanía @culemanias

30.03.2021 17:07h

2 min

Esta temporada, el barcelonismo está pudiendo conocer a un Dembelé completamente distinto. En el terreno de juego, se está destando por fin como uno de los futbolistas con mayor proyección de la plantilla blaugrana. Las lesiones le están respetando por fin, y le están permitiendo demostrar muchas de las características por las que el club blaugrana se gastó 130 millones de euros en él.

Asimismo, El Mosquito se está mostrando mucho más adaptado al vestuario y al juego blaugrana. Se emociona en las celebraciones, disfruta junto a sus compañeros y entiende mejor el juego. Una evolución en la que ha tenido un papel determinante su cambio de hábitos a nivel personal. Se ha alejado de malas influencias y ha mejorado considerablemente su dieta.

Dembelé, celebrando su gol contra la Real Sociedad | EFE

Dembelé, celebrando su gol contra la Real Sociedad | EFE

Lo que le ha permitido una evolución evidente a nivel físico. En esta transformación ha tenido un papel determinante también el equipo personal que trabaja para él en Barcelona desde hace poco tiempo. Se trata de Salah Ghaidi (preparador físico), Jean Baptiste Duault (fisioterapeuta) y Antonhy Audebaud (cocinero), tal y como se explica en la portada de l'Equipe en la que El Mosquito es protagonista. 

Los secretos de este tridente clave

No se trata de un tridente cualquiera. Los tres tienen un gran cartel internacional y un currículum más que satisfactorio para tratar de sacar lo máximo de Dembelé. Por ejemplo, Salah Ghaidi es ex atleta de 400 y 800 metros que trabaja con él desde agosto. Ghaido explicó a L’Equipe que “yo no conocía muy bien el mundo del fútbol hasta que me llamaron para supervisar a Ousmane. Mi especialidad es la preparación física y Ousmane tiene un juego explosivo, es muy rápido, como un sprinter, el tipo de perfil que yo conozco mejor”. En este sentido, no dudó en elogiar al extremo: “Es como si tuviéramos un Fórmula 1 entre las manos. Nosotros estamos aquí para cuidarle y ayudarle a optimizar su rendimiento. Físicamente no ha llegado a su cien por cien. No estoy seguro de hasta dónde puede llegar. Es una máquina de guerra”.

Por su parte, Jean-Baptiste Duault fue fisioterapeuta durante ochos años en la selección francesa de atletismo. L’Equipe le pidió un día una opinión sobre las lesiones musculares de Dembélé. El entorno del jugador la leyó y le llamó para trabajar con él: “Mi objetivo no es hacer correr a Ousmane Dembélé más rápido, sino hacer que soporte la carga de trabajo a la que es sometido y prevenir al máximo el riesgo de lesiones, sabiendo que el riesgo cero no existe”. Está en contacto con Dembélé por videoconferencia y cada 15 días, “en función de su calendario de partidos y de sus sensaciones”, le visita en Barcelona.

Dembelé, sonriente en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Dembelé, sonriente en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Finalmente, también ha tenido un papel determinante en este cambio físico Antonhy Audebaud. Este dio la vuelta al mundo trabajando como ingeniero en arte culinario en restaurantes con estrella Michelin antes de recalar hace ya 12 años en Barcelona, donde ha trabajado con los grandes chefs locales, además de dar cursos de cocinas en una escuela privada. El entorno de Dembélé contactó con él en diciembre de 2018, cuando ya comenzó a aconsejarle, aunque es a partir del verano de 2019 cuando le elabora menús equilibrados y diarios. “Sólo cocino productos locales, frescos y naturales, sin aditivos ni conservantes. Es importante que él adquiera el placer de comer y que comprenda lo que le pongo en los platos. Los ingredientes los elijo es función de sus análisis biológicos, de la frecuencia y de la dureza de los entrenamientos y de la competición. No puedo preparar el mismo menú a diez días de un partidos que en la víspera”, señaló.

 
Hoy destacamos