Universo Blaugrana

Setién en el Celta - Barça / EFE

Setién en el Celta - Barça / EFE

Solo un milagro puede salvar a Quique Setién en el Barça

El vestuario ha perdido la confianza con el entrenador y parece complicado que la temporada siguiente siga en el banquillo azulgrana

Guillem Andrés

29.06.2020 11:49h Actualizado: 29.06.2020 23:26 h.

3 min

El banquillo del Barça ha pasado de ser uno de los más codiciados del mundo a una bomba de relojería. La plantilla se encuentra en un momento en el que requiere una profunda revolución, pero dejar en un segundo plano a aquellos jugadores que lo han ganado todo en el club y con un gran peso en el vestuario no es nada sencillo. El mismo Setién en su presentación dio un mensaje rompedor pero poco a poco se ha ido achicando y su continuidad está muy en duda.

En el casi medio año como entrenador azulgrana, Setién no ha podido plasmar su idea de juego. En su primera rueda de prensa declaró que lo único que prometía es que el equipo iba a jugar bien, pero lo cierto es que no se ha producido. Empezó con un sistema de 3-5-2, pero rápidamente renunció a él viendo el resultado que obtenía. Asimismo, con el 4-3-3 habitual el Barça tampoco ha realizado ningún partido completo y solo se han visto algunas mejoras en la salida de balón. En ataque, en cambio, el equipo ha seguido siendo muy plano.

La única nota positiva ha sido la inclusión progresiva de Riqui Puig y Ansu Fati en sus planes, aunque ha costado mucho que llegaran a la titularidad. Contra el Celta coincidieron en el 11 inicial y se vio a un Barça más activo. Ambos merecen la titularidad pero habrá que ver si este martes, en un partido crucial contra el Atlético de Madrid, vuelve a confiar en ellos o apuesta por las vacas sagradas.

Riqui Puig, Eder Sanabria y Quique Setién en una imagen de archivo / FC Barcelona

El poder sobre el vestuario

Una de las dudas que albergaba el fichaje de Setién era si podía gestionar a un grupo con grandes estrellas internacionales. Este hecho sea, seguramente, el que no ha podido controlar y el motivo por el cuál no se ha visto el entrenador que proponía planteamientos arriesgados con el Las Palmas y el Betis.

Tras el parón, la pausa por hidratación en medio del partido ha sido un buen escenario para ver la relación entre entrenador y jugadores. Desde inicio ya se vio como en muchas ocasiones la voz cantante era Messi y Setién quedaba al margen. Más tarde incluso ha sido Eder Sarabia quién ha hablado con los jugadores mientras el cántabro está en un segundo plano.

En el último encuentro contra el Celta, unas imágenes de Movistar muestran como la relación no es la mejor posible. Sarabia intenta trasladar su mensaje a Messi y Rakitic, pero ambos acaban por no escucharle mientras Setién se lo mira todo. Con un vestuario que no va a la una con el entrenador, su continuidad cuelga de un hilo.

El relevo

De este modo, a no ser que haya un milagro en forma de doblete, parece complicado que Setién esté en el banquillo la temporada que viene. Ha perdido la confianza de los jugadores y esto es muy difícil de recuperar. Ante esta situación, en los despachos ya tienen que ir buscando un relevo.

Tarde o temprano parece evidente que Xavi ocupará este cargo. La duda es si lo hará a partir de este verano. En invierno el club ya lo tanteó pero el exjugador prefirió denegar la propuesta. A su vez, el actual entrenador del Al-Saad también ha proclamado como quiere que se produzca una profunda limpieza en el club antes de su llegada. En 2021 hay elecciones en el Barça y es conocida su buena relación con Víctor Font y puede que vaya con su candidatura, por lo que a lo mejor prefiere esperar un año más por si puede empezar su andadura en el banquillo azulgrana con una propuesta nueva.

Xavi Hernández, en un partido con el Al-Saad | EFE

Otro de los nombres que se ha vinculado habitualmente con el Barça es Ronald Koeman, que también rechazó la propuesta del Barça en invierno por su compromiso con la selección holandesa. Sin embargo, recientemente proclamó en Catalunya Ràdio que “ojalá tenga otra posibilidad en el futuro y yo aún confío que así será”, por lo que su voluntad es evidente.

Finalmente también habría la opción de García Pimienta, aunque parece más complicada.

 

Hoy destacamos