Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça celebran un gol contra el Granada / EFE

Los jugadores del Barça celebran un gol contra el Granada / EFE

Tres palos, una chilena y cinco goles apoteósicos del Barça en Los Cármenes

El equipo azulgrana selló una remontada épica para alcanzar las semifinales de la Copa del Rey

Pau Beya Acero @pbeya96

04.02.2021 00:59h

2 min

La Copa del Rey, cada vez más cerca. El FC Barcelona ya está a tan solo tres partidos de poder levantar un título esta temporada. El equipo azulgrana se impuso al Granada en un partido frenético (3-5) y selló su clasificación para las semifinales del torneo copero. Allí esperan SevillaLevante o el ganador del Betis-Athletic de este jueves.

A falta de tres minutos para que concluyera el encuentro, los culés perdían 2-0 y tenían pie y medio fuera de la competición. Entonces empezó la remontada. Griezmann, con la ayuda del poste y el guardameta, recortó distancias. Y ya en el añadido, Jordi Alba remató a bocajarro un centro del delantero francés. En la prórroga, los tantos de Griezmann, Frenkie de Jong Jordi Alba culminaron la remontada.

Injusto

Aunque el FC Barcelona acabó superando los cuartos de final, es innegable que el resultado al final de los 90 minutos fue injusto. Por los méritos que hicieron Granada Barça, el equipo azulgrana merecía haber alcanzado las semifinales sin necesidad de ir a la prórroga. En líneas generales, el equipo azulgrana fue muy superior.

Griezmann y Dembelé celebran un gol del Barça / EFE

Griezmann y Dembelé celebran un gol del Barça / EFE

El conjunto dirigido por Ronald Koeman estrelló el esférico en el poste hasta en tres ocasiones. Primero fue Trincao, que tras un recorte soltó un disparo con la derecha que se topó con el larguero. Poco después llegó el turno de Dembelé, cuyo zurdazo desde la frontal acabó en la cruceta. En el 88', ya con 2-1, Messi realizó una buena jugada individual que acabó en el palo derecho de la portería de Aarón Escandell.

Paradójicamente, algunos de los goles llegaron tras acciones más complejas que las que acabaron en la madera. En el primer tanto, Griezmann se limitó a mantener el esférico en el terreno de juego, lo estrelló en el palo y en el rebote Aarón lo introdujo en su portería. En el cuarto, el guardameta del Granada no atrapó un disparo de Messi y lo dejó muerto para que De Jong, sin oposición, firmara el 3-4.

Muchas ocasiones

Los tres palos, igual como los cinco goles, no fueron jugadas aisladas. El FC Barcelona remató hasta en 20 ocasiones entre los tres palos, pero Aarón estuvo inconmensurable. El guardameta del Granada realizó 14 paradas, algunas de mucho mérito, como el vuelo tras una chilena de Griezmann a bocajarro. De hecho, ya en la primera parte, el Barça generó nueve ocasiones. Y se fue perdiendo al descanso 1-0.

Aarón en una acción contra el Barça / EFE

Aarón en una acción contra el Barça / EFE

Mención especial merece la estadística de córners. El equipo azulgrana sirvió hasta 18 veces desde la esquina. O lo que es lo mismo, una vez cada siete minutos. El Granada, por su parte, no dispuso de ningún saque de esquina.

Las estadísticas hablan por sí solas. El FC Barcelona mereció pasar a semifinales, pero no solo eso, sino que debería haber ganado el partido tras los primeros 90 minutos. Y en cambio, salvó el empate in extremis.

 
Hoy destacamos