Universo Blaugrana

Una foto de archivo de Samuel Umtiti / EFE

Una foto de archivo de Samuel Umtiti / EFE

Umtiti: el antes y después de una renovación polémica

Tras conseguir su propósito, todos miran con lupa al central francés

19.09.2018 18:43h

2 min

Samuenl Umtiti está llamado a ser el líder de la zaga azulgrana en un futuro próximo. El francés llegó desde el Olympique de Lyon con tan sólo 22 años, por lo que el Barça veía en él a un jugador de alta calidad.

En pocos partidos Umtiti demostró sus capacidades futbolísticas, ya que se adaptó al juego del equipo y se le veía como el compañero ideal para Gerard Piqué.

Pero sus buenas actuaciones y el cariño de la afición le llevaron a protagonizar una situación con la directiva un tanto tensa a la hora de tratar la prolongación de su contrato. Con una clausula de 60 millones de euros, era un jugador más que factible para clubes de primer nivel.

Intensa negociación

Llegado el momento Samuel Umtiti no se pronunció de forma categórica respecto a su futuro y el habitual 'quién sabe lo que sucederá' fue una de sus frases más utilizadas. Aún así, el Barça lo quería y él también deseaba continuar, pero con unas condiciones de crack que en buena medida se había ganado con su trabajo.

Umtiti el día de su renovación con el Barça / EFE

El pasado 4 de junio de 2018 club y jugador sellaron el acuerdo en el que Umtiti recibía una mejora salarial, su vinculación con el Barça se extendía hasta 2013 y su cláusula de rescisión pasaba de 60 a 500 millones de euros.

Cambio de actitud

Si bien Umtiti demostró ser un defensa fiable y comprometido, el francés no ha vuelto a ofrecer ese buen juego al que acostumbró a la afición del Camp Nou de una forma constante tras la mencionada renovación.

Sabedor de que es una pieza importante para el equipo y con muchas garantías de ser titular, pueden haber hecho que el francés sea menos exigente consigo mismo. De hecho ya no sorprende verle atento a otras facetas que no sean el juego, pues el querer marcar su territorio les ha hecho perderse en más de una ocasión en disputas personales con los delanteros rivales.

De hecho, el pasado martes en el debut europeo contra el PSV, Samuel Umtiti protagonizó dos acciones que le valieron la expulsión por doble tarjeta amarilla. Una de las cosas que el Barça quiere evitar del central francés es precisamente esto, su juego brusco que le puede llevar a más de un disgusto.

Umtiti tras ganar el Mundial con la selección de Francia / EFE

Sin ir más lejos, Ernesto Valverde no podrá contar su su central titular en la segunda jornada de la Champions League en la que los azulgrana visitarán al Tottenham en el Estadio de Wembley.

Bajar de la nube

Otro de los aspectos que en cierto modo preocupan con Umtiti es el posible crecimiento de su ego. El central se sabe titular, juega en uno de los clubes más importantes del mundo y, además, recientemente se alzó con el Mundial. Con 24 años estos triunfos deben llevarse con mucha cautela.

Es por ello que en el Barça están trabajando para que Umtiti vuelva a ser aquel que maravilló en su llegada y que ofrezca las mismas garantías en tareas defensivas.

Por ahora Samuel Umtiti sigue manteniendo la confianza del técnico y que duda cabe de que se piensa en él como uno de los titulares indiscutibles. Sin embargo, su comportamiento debe centrarse en el bien común del equipo y fijarse en los veteranos y experimentados futbolistas que le acompañan en el Barça.

 
Hoy destacamos