Universo Blaugrana

Messi celebrando su gol ante la Real Sociedad /EFE

Messi celebrando su gol ante la Real Sociedad /EFE

El VAR salva al Barça en un partido penoso contra la Real Sociedad

El conjunto azulgrana se lleva los tres puntos en el Camp Nou gracias a un error de Oyarzabal

Cristina Balaguer

07.03.2020 20:37h Actualizado: 07.03.2020 21:07 h.

4 min

El Barça se ha enfrentado hoy a la Real Sociedad y ha vencido a la Real Sociedad por poco. Quique Setién no ha sorprendido con su once inicial, ha cambiado a Arturo Vidal por el danés Martin Braithwaite delante tras su buena actuación en el Santiago Bernabéu, a Lenglet le ha colocado en el eje de la defensa junto a Piqué y ha colocado a Rakitic en medio campo tras la baja repentina de Arthur Melo. Ha sido un partido complicado, con más voluntad que efectividad por parte del Barça que ha terminado por llevarse la victoria. 

La afición ha mostrado su postura

El Camp Nou ha registrado una buena asistencia, siguiendo la media de la temporada. Para ver en directo el encudentro han acudido  77.035 espectadores que en algunos momentos han sido los auténticos protagonistas del encuentro. Al inicio del partido  los asistentes al Camp Nou han protagonizado una escena similar a la que se vio en el partido ante el Eibar. Mientras los jugadores de ambos equipos saludaban a los colegiados los algunos culés han sacado pañuelos blancos y han se han oído pitos dirigidos al palco. La afición ya actuó de esta manera en el partido frente al Eibar y hoy se han repetido las mismas imágenes.

La afición no solo ha tenido este gesto con la directiva azulgrana, también ha mostrado su apoyo a Eder Sarabia. Tras protagonizar una gran polémica en el partido ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu por su forma de expresarse con comentarios como: "¡No hace nada de lo que tiene que hacer, me cago en Dios!" o "¡Una mierda, una mierda es eso, los putos pases largos de mierda!". Sarabia ha comprobado que los hinchas están de acuerdo con su comportamiento más severo con los jugadores a pesar de que al club y a los jugadores no les guste. El segundo entrenador del Barça ha explicado antes del partido que a pesar de que seguirá viviendo el fútbol de la misma forma controlará sus formas para dar un buen ejemplo. 

Una primera parte con un Barça luchador 

Durante la primera parte, el equipo azulgrana se han mostrado voluntarioso y sediento de goles aunque no ha conseguido ver portería. Martin Braithwaite ha sido el jugador más ofensivo, acumulando dos ocasiones fantásticas. En la segunda incluso terminó marcando aunque el árbitro había invalidado la jugado por fuera de juego. El danés ha trabajado sin descanso y ha conseguido poner en aprietos al guardameta de la Real Sociedad. En el primer balón que ha tocado en el minuto nueve ha tenido una ocasión que Remiro ha enviado a córner por la que la afición le ha ovacionado. Poco después, en el 14 h atenido otr oportunidad pero no ha conseguido deshacerse de Llorente y su remate ha sido muy forzado. 

Una imagen del Barça-Real Sociedad / EFE

Una imagen del Barça-Real Sociedad / EFE

Leo Messi ha tenido dificultades para entrar en el partido pero fue creando más peligro a medida que avanzaba la primera mitad y el Barça mejoró pero el equipo no ha terminado de acompañarlo.A pesar de esto el argentino ha tenido la mejor ocasión del encuentro en el minuto 30 tras un pase de Braithwaite pero la ha enviado fuera.  Leo Messi ha visto una amarilla en el minuto 42 después de una entrada dura y tardía a Mikel Merino. 

Rakitic, que ha entrado tras la baja inesperada de Arhur Melo, ha pasado completamente desapercibido y Griezmann, a pesar de trabajar como en todos los encuentros, no ha conseguido crear ninguna acción que marque la diferencia. La  posesión del Barça se quedaba en un 52%, menor de lo habitual lo que ya ha mostrado que la Real Sociedad estaba dispuesta a presionar alto y a hacer trabajar a Ter Stegen

La segunda parte ha sido de la Real 

El Barça ha estado descolocado especialmente en el medio campo y ha tenido menos oportunidades que el en la primera mitad a pesar de que han comenzado bien. En el 53 Messi tenía una ocasión despiués de un pase de Jordi Alba pero no ha conseguido ver portería. Los azulgranas no han ejercido suficiente presión sobre la Real Sociedad lo que ha permitido al conjunto dirigido por Imanol Alguacil llegar a la portería de Ter Stegen en varias ocasiones, como en el 75 cuando Isak ha perdonado una ocasión muy clara de adelantar a su equipo. 

Rakitic ha jugado este partido por una baja inesperada y ha sido casi invisible sobre el campo. El croata se ha marchado en el minuto 74 para dejar su lugar a Arturo Vidal. El chileno ha comenzado el partido en el banquillo y ha sido aplaudido cuando ha pisado el terreno de juego, al contrario que Rakitic que se marchaba caminando hasta que ha escuchado los pitos de la afición y ha acelerado su paso para llegar al banquillo sin perder tiempo.  

En el minuto 85 Griezmann se ha marchado tras un partido poco llamativo en el que solo ha tenido una ocasión clara en el 60, aunque le ha pillado de espaldas a la portería. Le ha dejado su puesto a  Ansu FAti que ha entrado en el campo ovacionado por la afición, ha aportado desequilibrio y velocidad al juego de los azulgranas. En el 89 se marchaba entre aplausos Martin Braithwaite para dar entrada a Junior Firpo  que ha jugado con la mano vendada tras los rumores de que se ha lesionado en una carrera de karts, aunque el club lo ha negado. 

Los jugadores del Barça tras celebrar el gol de Messi /EFE

Los jugadores del Barça tras celebrar el gol de Messi /EFE

El equipo vasco ha atacado y ha conseguido crear mucho peligro pero un penalti de Oyarzabal por mano ha provocado que los vascos no se hayan llevado ni un punto del Camp Nou. El VAR revisaba la acción en el minuto 78 y el colegiado ha confirmado, tras visionar la jugada, que era penalti y targeta amarilla. Messi ha transformado frente a Remiro y ha subido el 1-0 al marcador. A pesar de marcar y de crear alguna acción de peligro los azulgranas han estado incómodos en la recta final del partido. El conjunto vaso no ha cesado en su intento de igualar el partido pero finalmente no lo ha conseguido. 

A falta de un minuto, Jordi Alba marcaba un gol que tras la revisión del VAR ha sido anulado por el colegiado por fuera de juego de Ansu Fati y se ha terminado el encuentro tras confirmarse que el tanto del lateral no subía al marcador. El Barça recupera el liderazgo del campeonato a falta del partido del Real Madrid el domingo ante el Betis en el Benito Villamarín

 
Hoy destacamos