Cule-Brón

Coutinho y Alberto Moreno, de fiesta en Opium Barcelona / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

Coutinho y Alberto Moreno, de fiesta en Opium Barcelona / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

Coutinho alquiló un reservado de 12.000 euros en la discoteca Opium para Fin de Año

El futbolista del Barça sigue en el foco de la polémica por sus juergas nocturnas

Ignasi Jorro | Víctor Malo

04.01.2019 21:51h

2 min

Philippe Coutinho terminó el año envuelto en polémicas y lo empieza igual. El fichaje más caro de la historia del Barça ha sido noticia en los últimos días por distintos motivos --su bajo rendimiento, el nacimiento de su hija Esmeralda o los problemas con su carné de conducir--, pero lo que se desconocía de él hasta la fecha es el fiestero que lleva en la sangre. 

El futbolista brasileño alquiló un reservado de 12.000 euros en la discoteca Opium de Barcelona, propiedad curiosamente del directivo del Barça Javier Bordas, para pegarse una fiesta por todo lo alto en Fin de Año. Según ha podido saber Culemanía, tuvo acceso al palco vip más exclusivo de la discoteca, alejado incluso de las cámaras de videovigilancia y acudió acompañado de amigos. 

El precio incluye todo lo que uno pueda beber por esa cantidad, que no será tanto, pues la glamurosa Black Room tiene capacidad para 15 personas y sirve Dom Perignon o Moët Chandon, entre otras marcas top. Aunque, por lo que se comenta, Coutinho es más asiduo al Vodka. Eso sí, también de las mejores marcas. 

Ubicación de la discoteca Opium de Barcelona

Más fiestero de lo que parecía 

El dato podría considerarse de lo más normal si no fuera porque tan solo tres días antes su esposa Aine dio a luz a la segunda hija de ambos, Esmeralda, nacida el 28 de diciembre. Obviamente, Aine se quedó en su casa alquilada de Castelldefels, propiedad de Cesc Fàbregas, después de las Campanadas. Coutinho se fue de farra. 

Javier Bordas (i) con la directiva del Barça en la presentación de Coutinho / EFE

Javier Bordas (i), propietario de la discoteca Opium, con la directiva del Barça en la presentación de Coutinho / EFE

Al parecer, Coutinho es un asiduo a la sala privada de Opium, según informan las fuentes consultadas por Culemanía. En los últimos meses ha pasado a menudo por allí y por otros garitos del mismo estilo, como la discoteca Sutton, donde también se lo pasó en grande el pasado 22 de diciembre. Las informaciones sobre las salidas nocturnas de Cou empiezan a proliferar y son preocupantes desde el punto de vista deportivo, puesto que su rendimiento está lejos de ser el óptimo. 

 

Hoy destacamos