Palco

Bartomeu y Valverde en un acto público del Barça / EFE

Bartomeu y Valverde en un acto público del Barça / EFE

El Barça de Valverde lleva gastados 750 millones de euros en fichajes

El entrenador culé no consigue que las inversiones del club rindan como es debido

Oriol Quintana @urikingkat

06.11.2019 13:03h

2 min

Este Barça no pinta bien. En verano de 2017 se firmó a Ernesto Valverde con la difícil misión de hacer olvidar a Luis Enrique. Y no lo tuvo nada fácil el extremeño. Lo tenía que hacer con la sensible baja de Neymar Junior. Han sido muchos les refuerzos que ha firmado la secretaría técnica y pocos se han asentado en el equipo.

No será por dinero invertido. La entidad azulgrana lleva invertidos 759 millones de euros desde que llegó el Txingurri al Camp Nou. Lejos está el equipo de recuperar el fútbol de toque tanto gusta a los aficionados y de levantar la Champions League, la gran obsesión de la junta directiva.

Mucho dinero, poco rendimiento

En el curso 2017-18, justo llegar Valverde a Barcelona se vivió una revolución en cuanto a fichajes. Se gastaron la friolera cantidad de 375 millones de euros en refuerzos. La importante más importante del verano fue Ousmane Dembelé, 125 millones de euros por el Borussia Dortmund, que va de decepción de decepción.

Dembélé se marchó entre silbidos y Ansu Fati pone su puesto en peligro/ Marca.

Dembélé se marchó entre silbidos y Ansu Fati pone su puesto en peligro/ Marca.

También llegó Paulinho (40), antagónico al fútbol de toque y que salió un curso después de vuelta al Guangzhou. Otros pasaron con intención de hacer dinero como Yerry Mina (11,8) y Gerard Deulofeu (12). El único consolidado, aunque no es titular indiscutible, es Nelson Semedo, fichado del Benfica por 35,7 kilos.

Cabe destacar la nefasta operación de Philippe Coutinho. Lo firmaron en enero del 2018 por 145 millones de euros y en un año y medio demostró que estaba a años luz del jugador que fue en Liverpool. Actualmente está cedido al Bayern de Múnich con una opción de compra de 120 kilos.

Coutinho jugando con el Bayern de Múnich el pasado fin de semana / EFE

Coutinho jugando con el Bayern de Múnich el pasado fin de semana / EFE

Menos se gastaron los siguientes dos veranos, pero el éxito es el mismo, muy discreto. En el mercado estival de 2018 se invirtieron 129 millones. Con más pena que gloria pasaron Murillo y Boateng (cedidos en enero por 1,2 kilos) y Malcom Oliveira (41), actualmente en el Zenit. Los otros tres refuerzos cuentan mucho para Valverde: Arthur (31), Arturo Vidal (18) y Clement Lenglet (35,9) mientras que Todibo (1, llegado en enero) sigue sin tener oportunidades.

Casi el doble se invirtió el pasado verano con cuatro fichajes y dos curiosas operaciones. Estas son las de Emerson (12 millones, cedido al Betis) y Marc Cucurella (4, cedido al Getafe). Como refuerzos llegaron Griezmann (120), De Jong (75), Neto (26) y Junior Firpo (18). Un total de 255 kilos en fichajes mientras el único que convence e ilusiona a los aficionados es el holandés ex del Ajax.

Buenas ventas

A favor de la etapa de Valverde, más allá de los títulos conseguidos y de la consolidación de algunos de los fichajes, son las ventas. Se han gastado 759 millones de euros, pero también se ha ingresado mucho en traspasos: 522 kilos en tres años. El último verano se vendió por valor de 156 millones mientras que en los anteriores 134 (2018-19) y 232 (2017-18). Unas inversiones que señalan a la dirección deportiva.

 

Hoy destacamos