Palco

Emili Rousaud, junto a Jordi Cardoner, en un acto del Barça | FCB

Emili Rousaud, junto a Jordi Cardoner, en un acto del Barça | FCB

Rousaud y Cardoner abandonan a Bartomeu en Nápoles

Los dos vicepresidentes no estarán en San Paolo este martes en una situación institucional crítica

Oriol Quintana @urikingkat

25.02.2020 11:31h Actualizado: 25.02.2020 11:36 h.

2 min

Como comentó Gerard Piqué en rueda de prensa este lunes “los resultados deportivos son los que aguantan este club” y así es. La semana pasada fue un auténtico culebrón institucional que explotó en los primeros minutos del Barça-Eibar en el Camp Nou. Los aficionados silbaban al presidente y reclamaban “Bartomeu dimisión”.

Por el bien del máximo mandatario y todos los amantes del fútbol, este martes vuelve la Champions League. Este partido contra el Nápoles no es un partido más. Según lo que pase en tierras italianas y este domingo en el Santiago Bernabéu pueden dejar muy tocado al equipo y a la junta directiva.

Josep Maria Bartomeu encabezó la expedición de la junta directiva a la capital de la región de la Campania. Habrá una amplia presencia de directivos en tierras napolitanas como Maria Teixidor, Joan Bladé, Javier Bordas, Silvio Elías, Josep Ramón Vidal-Abarca, Xavier Vilajoana, David Bellver y los dos vicepresidentes Jordi Moix y Enrique Tombas.

Josep María Bartomeu con su sonrisa imperturbable en el Camp Nou / EFE

Josep María Bartomeu con su sonrisa imperturbable en el Camp Nou / EFE

Destacan la ausencia de dos de los vicepresidentes con más presencia: Jordi Cardoner, vicepresidente primero, y Emili Rousaud, vicepresidente institucional. Sorprende que estas dos figuras con más visibilidad -el primero por temas sociales, el segundo por ser el candidato continuista- se queden en Barcelona en un momento tan tenso como el que vive la junta.

Tensiones

Según informaron algunos medios y Culemanía pudo desmentir, Jordi Cardoner habría pedido este martes en una reunión informal de la junta directiva la dimisión del presidente Bartomeu. Fuentes de primera mano desmintieron esta información con un “nadie ha pedido la dimisión de Bartomeu, nadie, y el que diga eso miente”.

Otras informaciones apuntaban que el delfín del máximo mandatario, Emili Rousaud, estaría meditando seriamente si debe presentarse a las elecciones. No se esperaba una situación tan convulsa como la que está viviendo. Salvo sorpresa en mayúscula, queda más de un año para los comicios en Can Barça.

Rousaud junto a Cardoner en un acto institucional del club / FC Barcelona

Rousaud junto a Cardoner en un acto institucional del club / FC Barcelona

Este viaje también coincide con la auditoría externa encargada a Price Waterhouse Coopers para averiguar si se han pagado facturas irregulares desde dentro del club. Quizás por ese motivo se ha quedado en el Camp Nou directivos con los que Josep Maria Bartomeu ha confiado siempre.

Pendiente de una reunión de la junta formal

Todo apunta que la próxima semana -una vez con el informe de PwC hecho y los resultados deportivos contra Nápoles y Real Madrid- se convocará una reunión formal de los miembros de la junta directiva para tomar decisiones contundentes. De momento, la única víctima ha sido Jaume Masferrer, asesor del presidente.

A pesar de toda la situación de las redes sociales y la pañolada del Barça-Eibar, Josep Maria Bartomeu se siente fuerte para continuar en el cargo, aunque está profundamente disgustado. No piensa dimitir y ni siquiera valora por ahora un avance electoral hasta 2021, cuando termina su mandato. Como dijo el central catalán, todo dependerá de si el balón entra o no.

 
Hoy destacamos