Palco

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça / FCB

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça / FCB

Los tres temas extradeportivos que preocupan a Bartomeu

El presidente del Barça tendrá un 2019 movido en los despachos

Oriol Quintana

30.12.2018 10:31h

3 min

​Josep Maria Bartomeu afronta el próximo año con gran expectativa y con intención de cerrar satisfactoriamente algunas carpetas extradeportivas. En el campo las cosas van bien con un proyecto liderado por el de siempre, Leo Messi. No pasa lo mismo en los despachos.

Hace unos meses se puso fecha a tres de los casos que han entorpecido la presidencia del actual mandatario culé. Primero fue el Caso Neymar que se juzgará en los próximos meses. Lo mismo pasa con el expresidente Sandro Rosell.

Un caso ligeramente diferente es el del Espai Barça. Las obras en el estadio tienen que empezar en breves meses si quieren ver como se cumplen las fechas previstas. De momento solo ha salido a la luz un posible patrocinador, la empresa catalana Grífols.

Grífols, el único nombre que se sabe

Desde el FC Barcelona se tiene en mente empezar las obras de reforma del Camp Nou en verano de 2019. Para financiar esta reforma de la agencia de arquitectura Nikken Sikkei se tiene que definir quien dará apellido comercial al estadio.

La junta blaugrana prevé que ese patrocinio se haga cargo de un tercio del coste de las obras del Espai Barça. De momento solo ha salido a la luz una empresa muy interesada, la farmacéutica catalana Grífols. A diferencia de otras ocasiones, la compañía de Sant Cugat del Vallès no ha desmentido la información. Parece ser que es la mejor posicionada para cerrar un acuerdo.

Imagen de la maqueta del Espai Barça / EFE

Imagen de la maqueta del Espai Barça / EFE

El Espai Barça se votó en 2014 mediante un referéndum y la mayoría de socios le dieron su apoyo. En ese momento la directiva calculó recibir unos 200 millones gracias a los naming rights del estadio. El precio final sobrepasará los 600 millones de euros presupuestados. Según informaciones de Catalunya Ràdio, Grífols podría cerrar un acuerdo por 30 años de 400 millones de euros.

Esta junta siempre ha sido muy discreta en sus actos. A falta de seis meses para empezar las obras del estadio del Barça aún no se sabe exactamente cómo se pagará el proyecto. La empresa catalana es, de momento, la mejor posicionada.

El 'caso Neymar 2'

Hace dos veranos de la salida de Neymar Júnior y su sombra aún se deja ver en las oficinas del FC Barcelona. El caso Neymar 2 es una denuncia de  la empresa brasileña DIS contra el Barcelona, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu. Aún está pendiente de juicio y se puede celebrar en 2019.

Neymar y Bartomeu, durante la presentación del astro brasileño por el Barça, en 2013 / EFE

Neymar y Bartomeu, durante la presentación del astro brasileño por el Barça, en 2013 / EFE

DIS era propietaria del 40% de los derechos federativos del futbolista y considera que fue apartada de las negociaciones. Según ellos, hubo un pacto entre todas las partes para pagar un precio por debajo del mercado y así minimizar sus beneficios.

En esta causa también participan un grupo de socios que se hacen llamar DefensemFCB. Su objetivo es personarse en la Audiencia Nacional como parte del juicio y evitar un posible acuerdo como sucedió en el caso Neymar 1. En ese caso, Josep Maria Bartomeu y Sandro Rosell cambiaron su culpa por una condena penal al club por un delito contra la Hacienda Pública.

Sandro Rosell, el expresidente

Sandro Rosell, expresidente del FC Barcelona, sigue a día de hoy en prisión preventiva pero ya se sabe cuándo se juzgará su caso. Será a partir del 25 de febrero del próximo año. A Rosell se le acusa de blanquear presuntamente 20 millones de euros de la Confederación Brasileña de Fútbol --de los cuales se dice que se llevó 6,5 millones--.

Aunque no es un caso ligado estrictamente al club catalán la imagen del Barça sale dañada. Su expresidente está en prisión y el actual dirigente, Josep Maria Bartomeu, era del equipo de Rosell.

Sandro Rosell, en los juzgados / EFE

Sandro Rosell, en los juzgados / EFE

El expresidente se enfrenta a una petición fiscal de 11 años de cárcel por blanqueo y pertenencia a organización criminal. También a una multa de 59 millones de euros. Según fuentes del tribunal, el juicio será del 25 al 28 de febrero y del 11 al 14 de marzo.

El año de Josep Maria Bartomeu se prevé muy difícil. Mientras en el campo las cosas salen como tienen que salir parece que no pasa lo mismo en los despachos. La junta directiva blaugrana afronta un 2019 lleno de casos aún sin resolver. Veremos qué medidas toma el actual presidente culé.

 

Hoy destacamos