Universo Blaugrana

Ousmane Dembelé en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Ousmane Dembelé en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

El último escándalo de Dembelé tras lesionarse

El francés se aquejó de unas molestias tras finalizar el choque ante el Athletic Club pero hizo caso omiso a las exigencias de los médicos del club

Redacción Culemanía @culemanias

20.08.2019 12:40h Actualizado: 20.08.2019 15:48 h.

2 min

Nuevo escándalo con Ousmané Dembelé. Y de nuevo, irremediablemente, enfado mayúsculo en la directiva, el staff técnico y el cuerpo médico del FC Barcelona con el jugador. Y no es para menos. Este lunes el club catalán confirmó la lesión del delantero en el bíceps femoral de la pierna izquierda. 

Un nuevo contratiempo que le mantendrá fuera de los terrenos de juego y la dinámica de grupo durante cinco semanas y que se convierte en la sexta lesión del futbolista desde que es jugador azulgrana. Otra vez, deberá recuperarse y ponerse en forma con la competición iniciada, pero no es la única preocupación del club. 

Pese a que el extremo volvió antes de tiempo a los entrenamientos, el optimismo con el futbolista y su posible cambio de actitud se ha desvanecido en cuestión de horas. 

Anárquico

Y es que Dembelé parece que se ha convertido tan anárquico en su vida personal como en los terrenos de juego. El francés terminó el encuentro ante el Athletic Club con molestias, pero comentó al cuerpo médico sus sensaciones al terminar el encuentro. 

Ousmane Dembelé en el encuentro ante el Athletic Club / EFE

Ousmane Dembelé en el encuentro ante el Athletic Club / EFE

Por ello, y ante la preocupación de una lesión muscular los médicos del club le citaron el sábado en la Ciutat Esportiva Joan Gamper para realizarle distintas pruebas y descartar o confirmar alguna lesión. Pero el francés no acudió a la cita. 

En el aeropuerto y de viaje

Y es que según informó El Chiringuito de Jugones, el futbolista durmió en el aeropuerto de Barcelona mientras esperaba a su hermano para irse de viaje en el fin de semana que Ernesto Valverde dio libre a sus futbolistas. En un sofá de la terminal del Prat, a la que llegó a las 10 de la mañana, descansó hasta la llegada de su hermano quien no apareció hasta las 15 horas. Fue entonces cuando cogieron un vuelo privado para volar hasta Senegal donde el futbolista pasó el fin de semana con algunos amigos. 

Una decisión que ha enfadado al club dado que tenía tiempo de sobras para acudir a la Ciutat Esportiva y regresar al aeropuerto antes de poner rumbo a su destino. Para no perder el vuelo, alegó que era un tirón. Desafortunadamente, este lunes se confirmó la lesión en el bíceps femoral de su pierna izquierda. Cinco semanas de baja y un nuevo mosqueo monumental en todas las esferas del club con el jugador por su falta de profesionalidad.

 

 
Hoy destacamos