Merengadas

Vinicius Junior celebrando el gol del Real Madrid contra el Sevilla / EFE

Vinicius Junior celebrando el gol del Real Madrid contra el Sevilla / EFE

La flor de Zidane alarga su estancia en el Real Madrid una semana más

Los blancos ganaron por la mínima en un partido crucial para salvar al entrenador

Redacción Culemanía @culemanias

05.12.2020 18:09h Actualizado: 05.12.2020 18:18 h.

2 min

Zinedine Zidane ha salvado el match ball en el Ramón Sánchez Pizjuán. El Real Madrid se ha reencontrado con la victoria después de tres jornadas consecutivas pinchando: Valencia, Villarreal y Deportivo Alavés. Una derrota habría dejado al entrenador prácticamente sentenciado.

En frente había uno de los equipos con más profundidad de plantilla de Primera División, el Sevilla de Julen Lopetegui. A diferencia del curso paso, e influidos enormemente por la exigencia de la Champions League, ya no son los mismos que la temporada pasada. Les cuesta sacar adelante los partidos.

El galo salió con todo lo disponible: Benzema, Casemiro, Kroos, Modric… Se notó un día más la falta de liderazgo y de carácter, características que sí que tienen Sergio Ramos, Daniel Carvajal o Federico Valverde; los tres lesionados. Este Real Madrid no es ni la sombra del equipo que fue. 

Floja primera parte

Un inicio loco de partido podría haber decidido parte del resultado final si hubieran tenido más acierto de cara a gol. Primero, Vinicius Junior erró en un mano a mano con Bono. Segundo, un disparo lejano de Casemiro desde fuera del área y, finalmente, un error del portero tras una presión blanca que casi termina con tanto de Benzema. Cinco minutos de agitación total.

Munir durante el partido del Real Madrid contra el Sevilla / EFE

Munir durante el partido del Real Madrid contra el Sevilla / EFE

Precisamente el delantero galo fue el protagonista de la mejor ocasión del primer tiempo. Tras una acción por banda derecha, que el extremo brasileño dejaba pasar, terminaba con un disparo del capitán muy ajustado al palo. Por fortuna de los hispalenses, el portero marroquín reaccionó a la perfección.

Más allá de los destellos puntuales de calidad, los primeros 45 minutos fueron soporíferos, a ritmo de la siesta. Pocas ocasiones, poca fluidez por parte de los dos conjuntos y falta de atrevimiento. Ninguno quiso exponerse más de lo necesario, aunque ambos necesitaban sumar para acercarse a las posiciones altas de la tabla.

Y error letal de Bono

Tras volver del descanso, cuando parecía que el Sevilla se había sacado la pereza de encima, llegó el gol de los visitantes. En el minuto 55, una buena acción entre Benzema y Ferland Mendy terminaba con un centro raso hacia Vinicius Junior, que no fallaba. La repetición mostró que el extremo apenas tocaba el balón, sino que era Bono quien no consigue atajar con la pelota y se marca en propia.

Los jugadores del Real Madrid celebrando el gol contra el Sevilla / EFE

Los jugadores del Real Madrid celebrando el gol contra el Sevilla / EFE

Jarro de agua fría para los hispalenses, que no estaban nada mal en el segundo tiempo. Un atrevido Julen Lopetegui fue a por el partido dando entrada a la hora de juego a Gudelj, En-Nesyri y Suso. Avanzaron líneas, buscaron el desborde en las bandas y dejaron espacios que el Real Madrid podría castigar.

Pese que rozaron el empate en varias ocasiones y los blancos apenas estuvieron cerca del segundo tanto, el marcador no se pudo mover. Los últimos minutos fueron un asedio constante de los sevillanos con protagonistas como Lucas Ocampos y Suso.

Polémico penal

En el minuto 88, se produjo la acción polémica del partido. Fernando iba al remate solo al segundo palo, Lucas Vázquez le metía el brazo y este se desplomaba en el área pequeña de Courtois. El colegiado, seguro de sí mismo, ni siquiera consultó el VAR y dio saque de portería.

 
Hoy destacamos