Merengadas

Sergio Ramos y Florentino Pérez en un acto / EFE

Sergio Ramos y Florentino Pérez en un acto / EFE

Florentino Pérez se enfrenta son Sergio Ramos

El presidente del Real Madrid se niega a ceder a las presiones de capitán blanco

Redacción Culemanía @culemanias

23.04.2020 11:44h Actualizado: 23.04.2020 11:50 h.

2 min

Florentino Pérez tiene un problema que resolver en los próximos días. Más allá del impacto de la crisis del coronavirus, se debe mantener firme a algunas presiones que le llegan desde el vestuario del Real Madrid. Una de las más intensas es la de su capitán, Sergio Ramos, que sigue pendiente de una renovación.

El central blanco quiere cerrar cuanto antes su prolongación de contrato. Parece que no es consciente de la situación que vive el mundo del deporte y la de su club en particular. El mandamás no quiere dar ningún paso en relación al futuro de las vacas sagradas hasta que no se vuelva a una aparente normalidad.

Las normas del Real Madrid al respecto de sus veteranos son claras. Cuando cumplen 32 años, dos menos de los del central sevillano, la renovación es anual. Actualmente tiene contrato hasta 30 de junio de 2022 y Florentino Pérez no ve la necesidad de entrar en negociaciones a estas alturas. La intención de Sergio Ramos es llegar hasta 2024, cuando tendrá 37 años.

Sergio Ramos y Florentino Pérez en una imagen de archivo / EFE

Sergio Ramos y Florentino Pérez en una imagen de archivo / EFE

En los despachos del Santiago Bernabéu estas peticiones no han sentado demasiado bien. El de Camas ya no está al nivel de cursos anteriores y no se encuentra en una posición para ir exigendio. En este sentido, el mandamás ha cedido en numerosas ocasiones y podría cerrarse en banda a seguir haciéndolo.

Varios episodios de tensión

La actual renovación de Ramos es el último episodio de tensión entre directiva y capitán. Lleva 14 temporadas en el club y Florentino Pérez siempre le ha considerado como el pilar del proyecto deportivo. “Yo quiero mucho a Ramos y he hecho todo lo que he podido por él. Si no he hecho más es porque no he podido”, comentó recientemente en Onda Cero.

En el pasado ya tuvieron sus más y sus menos. El primer capítulo conocido fue en 2013 cuando José Mourinho provocó un ambiente tóxico en el vestuario. Entonces, el sevillano le dijo al presidente el ya famoso “presi, en junio, Mourinho o nosotros”. Finalmente se apostó por la destitución del portugués.

Otro año complicado fue en 2015, tras el triplete del Barça. Solamente hacía unas temporadas que había firmado un nuevo contrato y su representante, René Ramos, empezó a contactar con el Manchester United. Florentino lo convenció que se quedara con un nuevo contrato, hasta 2020 y con una ficha de 10 millones de euros por temporada.

La última gran tensión llegó tras la eliminación en manos del Ajax, en febrero de 2019. La sorprendente caída del equipo blanco en el Bernabéu (1-4), con el capitán en la grada, provocó que se le discutiera el liderazgo en el equipo y su madurez. El jugador se planteó irse a la China y dejar el Real Madrid, pero finalmente la llegada de Zidane lo convenció.

Una foto de Kasper Dolberg y Sergio Ramos durante el Ajax - Real Madrid / TWITTER

Una foto de Kasper Dolberg y Sergio Ramos durante el Ajax-Real Madrid / TWITTER

Parece que todo el liderazgo que ejerce Ramos sobre el césped, desparece cuando sale de él. Florentino Pérez está cansado de las tensiones que provoca el capitán y, en estos tiempos de crisis, le gustaría contar con un capitán que rebajara las tensiones internas y remara a favor de la causa

 
Hoy destacamos