Merengadas

Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez, en el palco del Camp Nou cuando eran presidentes de Barça y Real Madrid / EFE

Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez, en el palco del Camp Nou cuando eran presidentes de Barça y Real Madrid / EFE

La mano dura de Florentino Pérez que el Barça no supo aplicar

Al FC Barcelona se le complican algunas salidas de jugadores que se han acomodado

Carlos Vázquez

23.07.2021 18:15h

2 min

La actualidad de los dos grandes clubes españoles, Real Madrid y FC Barcelona, pasa por una economía difícil, con la que hay que tomar decisiones desagradables, pero la situación de ambos tiene un elemento diferencial: la continuidad de una línea de actuación, la de Florentino, contrapuesta a la llegada de Joan Laporta y a la necesidad de hacer cambios respecto al pasado.

Joan Laporta y Florentino Pérez, en el palco durante un clásico / EFE

Joan Laporta y Florentino Pérez, en el palco durante un clásico / EFE

Los fallos de Bartomeu

La anterior junta barcelonista, la de Josep Maria Bartomeu, cometió errores de planificación deportiva que ahora crean agujeros que dificultan y mucho la gestión del club. En la etapa previa a la pandemia, el FC Barcelona tomó la decisión de atraer fichajes y retener jugadores con grandes salarios que empezaban a salirse de la realidad del club y apuraban mucho la viabilidad económica.

Ahora, la falta de ingresos hace que todos estos jugadores cobren salarios que el Barça no puede pagar, y la necesidad principal del Barça es darles salida. El club catalán ya está concienciado de que los jugadores que salgan no reportarán los ingresos o compensaciones que deberían en una situación normal, pero la economía apremia tanto que el club actúa igualmente con tal de liberar los salarios.

Josep Maria Bartomeu y Leo Messi en la última renovación / EFE

Josep Maria Bartomeu y Leo Messi en la última renovación / EFE

El problema gordo viene cuando estos jugadores deciden no salir del club, pues tienen un contrato firmado que les va a reportar unas ganancias que ningún otro equipo igualará jamás. Los casos de jugadores como Lenglet o Umtiti y Pjanic, los dos a los que se les ha ofrecido la carta de libertad, confirman que los jugadores prefieren quedarse y no jugar que salir.

En la faceta de renovaciones, el Barça también ha ofrecido salarios a jugadores de una generación histórica cuyo rendimiento ha ido descendiendo: Jordi Alba, Sergio Busquets, Gerard Piqué y, sobre todo, Sergi Roberto. Ahora, estos jugadores no tienen por qué bajarse el salario y el Barça no tiene ningún tipo de fuerza negociadora, algo que Laporta escenifica ofreciendo bajadas de salarios a cambio de renovaciones.

Florentino y las decisiones sin sentimientos

La contraposición a esta situación es la que tiene ahora mismo el Real Madrid, después de haber echado a una leyenda como Sergio Ramos. Florentino Pérez aprendió de su etapa con los galácticos, y desde entonces ha sido implacable en todas las decisiones económicas que amenazaban con ahogar el club.

Florentino Pérez y Sergio Ramos en el acto de despedida del central / EFE

Florentino Pérez y Sergio Ramos en el acto de despedida del central / EFE

Casos como los de Guti, Raúl, Iker Casillas, Cristiano Ronaldo o ahora Sergio Ramos demuestran como Florentino ha sabido cortar con las exageradas pretensiones económicas de leyendas antes de que pusieran al club en una situación peor a cambio de su beneficio personal.

Pese a que se podría haber dado mejor salida a algunos de estos jugadores, y a que el Real Madrid sigue teniendo jugadores como Gareth Bale, que cobran muy por encima de su rendimiento, la situación no es comparable a la del FC Barcelona.

 
Hoy destacamos