Palco

Joan Laporta, presidente del Barça, activa la palanca del fondo americano Sixth Street por 207,5 millones de euros / CULEMANIA

Joan Laporta, presidente del Barça, activa la palanca del fondo americano Sixth Street por 207,5 millones de euros / CULEMANIA

¿Cómo invertirá el Barça el dinero de las palancas?

El presidente Laporta destinará la mayor parte de los ingresos a tapar deuda y a nuevos fichajes

Víctor Malo @VMalo8

05.07.2022 02:04h Actualizado: 06.07.2022 18:04 h.

3 min

El FC Barcelona va camino de volver a la normalidad con el saneamiento económico del club a través de las denominadas palancas. La entidad que preside Joan Laporta recibirá una inyección de dinero líquido de 500 millones de euros con la venta del 25% de los derechos televisivos procedentes de la Liga en dos tandas (10% y 15%). La primera, de 207,5 millones, ya fue inyectada el pasado 30 de junio para cerrar el ejercicio con beneficios. La segunda, que superará los 300 millones, está previsto que se apruebe antes del 15 de julio. Ese dinero le servirá al Barça básicamente para llevar a cabo dos acciones: reducir deuda y activar nuevos fichajes por valor de entre 100 y 200 millones. 

El Barça acumulaba una deuda de 1.350 millones de euros cuando Joan Laporta regresó a la presidencia del club. Esta cifra, una vez cuantificada, fue calificada de "herencia" de la anterior junta directiva de Josep Maria Bartomeu. En este tiempo, la deuda ha seguido subiendo ya que los ingresos han descendido en proporción muy superior a los gastos. Hasta el punto de que la deuda ha alcanzado los 1.500 millones de euros. Y la cifra iba camino de ser superior si no fuera porque Laporta ha evitado las pérdidas del ejercicio 21-22 con la activación de la primera palanca, derivada de la venta del 10% de los derechos televisivos procedentes de la Liga durante 25 años al fondo Sixth Street

Esta inversora inyectó un líquido de 207,5 millones al Barça, aunque el club se anota un beneficio contable de 267 millones. ¿Por qué? El motivo es que el Barça ha constituido una sociedad conjunta con Sixth Street por la que ellos inyectaron los citados 207,5 millones pero el Barça también inyectó 60 millones. Ese dinero, aunque procedente del mismo club, puede ser contabilizado como un ingreso, según los auditores. 

Artificio contable 

Se trata de un artificio contable --equiparable al de Bartomeu con las operaciones Cillessen-Neto y Arthur-Pjanic--  que deberán explicar debidamente los responsables de la gestión económica del club, pero que probablemente se repetirá con la activación de la segunda palanca. El presidente Laporta ya ha manifestado públicamente que espera vender el 15% de los derechos televisivos procedentes de la Liga en la primera quincena de julio, según recogió Culemanía durante el discurso del presidente ante los 540 empleados del club el pasado jueves, en el restaurante Velissima. 

Neto y Josep Maria Bartomeu en la presentación del guardameta / EFE

Neto y Josep Maria Bartomeu en la presentación del guardameta / EFE

A tenor de cómo se actuó con la primera palanca, obteniendo un beneficio contable extra de 60 millones, todo hace pensar que con esta segunda palanca se hará lo mismo de manera proporcional. Es decir, si con una inyección de 207 millones el club se añadió un beneficio contable de 267, con el ingreso de 300 millones que se espera de la venta del 15% de los derechos audiovisuales el club posiblemente se contaría un beneficio de unos 400 millones, que es exactamente lo que necesita para salir de los fondos propios negativos. 

160 millones contables, como el deterioro de jugadores 

Son 60 millones de la primera operación y otros 100 millones de la segunda que suman un beneficio contable total de 160 millones --además del beneficio líquido de 507 millones-- que encaja, curiosamente, con los 160 millones de deterioro contable que fueron imputados como pérdidas al final del ejercicio 2020-21, donde las infladas pérdidas totales se dispararon a 481 millones

Además de reducir deuda --hay que recordar que fue refinanciada con un crédito de 595 millones de Goldman Sachs-- y poder invertir algo de dinero en fichajes, las palancas le serán de utilidad al Barça por otro motivo: las salidas. No es que el dinero les ayude a sacarse de encima a Umtiti, Neto, Pjanic y Braithwaite; sin embargo, al equilibrar los fondos propios, el club se librará de las restricciones de la Liga. Y, sin restricciones para incorporar a jugadores, el club no tendrá tanta necesidad de quitarse de encima la totalidad de los salarios de estos jugadores para poder inscribir a otros. Esto significará más facilidades a su marcha, aunque probablemente el club se tendrá que seguir haciendo cargo de una parte de sus salarios. 

 
Hoy destacamos