Palco

Bartomeu y Piqué firmando la última renovación del central / FC Barcelona

Bartomeu y Piqué firmando la última renovación del central / FC Barcelona

Piqué tampoco firma el burofax contra los recortes

La realidad actualmente en el Barça es que cada jugador tomará su propia decisión

Alba Cabrera

19.10.2020 14:03h Actualizado: 19.10.2020 15:12 h.

2 min

Gerard Piqué, uno de los cuatro capitanes del FC Barcelona, está dispuesto a negociar una rebaja salarial individual con el club. Esta negocación iría más allá de la acordada de manera generalizada para todos los jugadores del primer equipo, que en teoría ha sido rechazada de manera colectiva por buena parte de los miembros de la plantilla a través de un burofax.

Piqué es el futbolista que mejor conoce el impacto que ha tenido la crisis del Covid-19 en la economía de los clubes, y no sólo en fútbol. Con contrato hasta junio de 2022, pretende tener un gesto de complicidad con su club, como símbolo de su profundo sentir barcelonista. Por este motivo, se habría desmarcado del burofax que enviaron algunos futbolista al club, según publica este lunes el diario As

Gerard Piqué e Isabel Díaz Ayuso se conocieron hace dos años en la presentación de la Copa Davis / EUROPAPRESS

Gerard Piqué e Isabel Díaz Ayuso se conocieron hace dos años en la presentación de la Copa Davis / EUROPAPRESS

La realidad actualmente en el club azulgrana es que dentro de tres días se constituye una Mesa de Negociaciones de ámbito laboral en base al artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores para negociar una adecuación de los salarios, como publicó Culemanía. La mayoría de los jugadores están en contra de esta fórmula colectiva y prefieren una negociación individual. Este sería el caso de Piqué, abierto a negociar una reducción pero partidario de evitar una Mesa de Negociaciones de todo el club, donde los jugadores apenas tendrían representación.

Otros también se desmarcan

La negociación de Piqué se une a la información que facilitó el sábado Catalunya Ràdio.Ter Stegen, De Jong y Lenget se habrían negado a firmar el burofax en el que se rechazaba la bajada de sueldo que el club propuso por correo electrónico a sus empleados.

Pese a la inevitable filtración de información en un club en vísperas de unas elecciones, el Barça confía en que, como sucedió durante el confinamiento, la primera plantilla negocie de una manera alternativa a la de los trabajadores regulares. Por eso, el CEO del club, Òscar Grau, está tratando de llegar a acuerdos individualizados.

Ter Stegen y Bartomeu en una imagen de archivo / FC Barcelona

Ter Stegen y Bartomeu en una imagen de archivo / FC Barcelona

A los futbolistas con contratos largos como Sergio Busquets o Jordi Alba supuestamente ya se les anunció el descenso de su salario en septiembre. También se abrirá la vía Ter Stegen, con la idea de ampliar en el tiempo su contrato para aplazar las cantidades. Pero hay casos en los que los recortes serán directos, pues el club espera que sus estrellas tengan solidaridad con los mileuristas de la misma entidad en un momento en el que hay menos ingresos.

Por ello, Piqué asume el contexto de la Covid-19. El Barça, viendo el rechazo del burofax colectivo, trata de conseguir acuerdos individuales con jugadores en diferentes circunstancias. Y el central lo acepta, a pesar de que la versión del vestuario es que todos aceptaron el envío del burofax, que alguien quiere sembrar división entre los jugadores y que algunos futbolistas azulgranas estén mosqueados de que se haya filtrado el nombre de los jugadores que no han firmado.

 
Hoy destacamos