Merengadas

Alan Waxman, tras firmar un acuerdo con el Real Madrid de Florentino Pérez / Sixth Street

Alan Waxman, tras firmar un acuerdo con el Real Madrid de Florentino Pérez / Sixth Street

Florentino Pérez también recurre a las palancas para evitar pérdidas

El presidente madridista ha seguido una estrategia parecida a la de Laporta en el Barça

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

21.09.2022 00:40h

2 min

A lo largo de los últimos meses, desde algunos medios de la capital se han menospreciado algunas de las estrategias financieras que ha seguido el FC Barcelona para resucitar económicamente. Se ha tildado al presidente Laporta de cortoplacista, de hipotecar al club y de pensar sólo en salvar las cuentas durante su mandato, aunque ello pueda condenar a la entidad en el futuro y se corra el riesgo de una conversión a Sociedad Anónima Deportiva (SAD).

El Barça aprobó este lunes un presupuesto de 1.255 millones de euros para el curso 2022-23, el mayor de su historia. Unos números que tienen truco, porque están inflados por la venta de activos en forma de palancas a cambio de 520 millones. Sin la venta del 25% de los derechos televisivos procedentes de la Liga durante 25 años a Sixth Street, ni la venta del 49% de Barça Studios a dos agentes externos, la facturación habría sido mucho más baja.

Pese al estancamiento en la generación de ingresos, lo cierto es que otros clubes han utilizado fórmulas muy similares para decorar sus cuentas. El Real Madrid de Florentino Pérez también ha recurrido a las palancas para incrementar sus números artificialmente y evitar, así, unas pérdidas que habrían rondado los 170 millones de euros. Cantidades muy parecidas a las del Barça, que sin las palancas habría ingresado tan sólo 750 millones en la campaña 2021-22.

Joan Laporta y Florentino Pérez, presidentes del Barçaadrid / Fotomontaje Culemanía

Joan Laporta y Florentino Pérez, presidentes de Barça y Madrid / Fotomontaje Culemanía

La importancia de Sixth Street y Legends

En el bando merengue, cabe recordar que Florentino Pérez se anotó una plusvalía de 316 millones por la venta del 30% de la gestora de los nuevos negocios del Santiago Bernabéu. La entidad blanca lo aprovechó para soportar el incremento de la masa salarial de la plantilla y, de paso, guardarse las espaldas provisionando y deteriorando activos por un montante de 133,26 millones de euros.

A través de la alianza con Sixth Street y Legends, el Real Madrid logró salvar unas cuentas y presupuestos que, de lo contrario, habrían presentado pérdidas igual que los del Barça sin sus respectivas palancas económicas. Sixth Street adquirió del club madridista el derecho a participar en la explotación de determinados nuevos negocios del Santiago Bernabéu durante un período de veinte años. Legends, paralelamente, gestionará algunas de las operativas del estadio y sus centros de ocio, con el objetivo de optimizar los beneficios.

Florentino y Laporta, decisiones obligadas

La conclusión es que, para dejar atrás la peor crisis económica de la historia del fútbol moderno, tanto FC Barcelona como Real Madrid se han visto obligados a tirar de imaginación y recurrir a empresas, fondos y agentes externos que maquillen sus números rojos.

Sixth Street, uno de los impulsores económicos del nuevo Santiago Bernabéu / REDES

Sixth Street, uno de los impulsores económicos del nuevo Santiago Bernabéu / REDES

Probablemente el club presidido por Florentino sea el que más reforzado sale, de entre los gigantes europeos, tras la pandemia de coronavirus. Eso no significa que no haya perdido buena parte de sus ingresos --como todos--, necesitando la venta parcial de algunos activos para evitar pérdidas sustanciales.

El aficionado madridista que critique las fórmulas que ha seguido el Barça para ver la luz al final del túnel, indirectamente estará censurando también las estrategias de Florentino con la entidad blanca. Y es que el análisis de los presupuestos de ambos clubes para el curso 2022-23, una vez más, pone de manifiesto que la hipocresía nace, en la mayoría de los casos, fruto del desconocimiento.

 
Hoy destacamos