Palco

Iglesias y Roures en un fotomontaje / Culemanía

Iglesias y Roures en un fotomontaje / Culemanía

La alianza con Jaume Roures que saca a Pablo Iglesias de la política

El líder de Podemos anunció después de los malos resultados en las elecciones a la Comunidad de Madrid su adiós de la política

Redacción Culemanía @culemanias

05.05.2021 10:35h

3 min

Pablo Iglesias abandona todos los cargos políticos que tenía en Unidas Podemos. El secretario general se despidió de una de las vicepresidencias del Gobierno de España hace unas semanas para entrar en la batalla electoral de la Comunidad de Madrid con el objetivo de evitar la mayoría absoluta de Isabel Díaz Ayuso. La candidata del PP arrasó en las urnas con 66 escaños mientras que la formación morada se quedó con 10 escaños y un 7,21% de los votos.

Dejo todos mis cargos. Dejo la política entendida como política de partido e institucional. Seguiré comprometido con mi país, pero no voy a ser un tapón para la renovación de liderazgos que se tiene que producir en nuestra fuerza política”, comentó cuando el escrutinio ya apuntaba a la derrota. A partir de aquí, muchos se preguntan qué le deparará el futuro.

Regreso a la pequeña pantalla

Hace apenas unas semanas, cuando Iglesias anunció que dejaba la vicepresidencia, reconoció en La Sexta que cuando salga de la política le gustaría dedicarse a hacer “periodismo crítico”. Cabe recordar que fue en televisión donde empezó a ser conocido. Primero, en una pequeña televisión local de Vallecas, La Tuerka, y luego en Fort Apache en Hispan TV, una televisión internacional de Irán.

Con la salida precipitada del mundo político y teniendo en cuenta su deseo, todo apunta a un regreso a la pequeña pantalla. Y todo apunta que volverá a primera línea mediática de la mano del empresario catalán Jaume Roures, propietario de Mediapro, que ya tiene en nómina a otros ex de Podemos, como Juan Carlos Monedero, en el diario Público.

Pablo Iglesias valorando los resultados de las elecciones de Madrid / EFE

Pablo Iglesias valorando los resultados de las elecciones de Madrid / EFE

Según informó ABC, el empresario catalán ya mantiene conversaciones con Pablo Iglesias para atar su futuro a un proyecto televisivo. Así lo reconoció en Onda Cero antes de conocer el resultado electoral: “No sonaría mal que hubiera un poco más de pluralidad mediática en España, pero a mí me quedan unos cuantos años en política, y después de esos años ya he dicho lo que a mi me gustaría hacer; dar clases de política y retomar las cosas que hacía antes de fundar Podemos, lo que hacía en La Tuerka y en otros programas”.

El político lleva semanas estudiando esa posibilidad y ya habría contactado con profesionales del sector para pedirles consejos. “De momento no, aún me quedan años en política”, comentaba. Con el abandono definitivo del mundo político, todo se precipita. Roures e Iglesias llevan años de buena relación y las últimas informaciones apuntan que sellarán una colaboración profesional próximamente. Roures, que a menudo se ha declarado defensor de los postulados comunistas, encuentra en Iglesias un aliado perfecto para mantener su discurso dentro de un escenario claramente capitalista. 

Huelga en Mediapro

La situación económica que vive Mediapro es convulsa. Arrastran deudas por un importe superior a los 920 millones de euros, que vencen entre 2024 y 2025, y han pedido un rescate de 300 millones de euros al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. También debe afrontar reclamaciones judiciales por incumplir los contratos de derechos televisivos del fútbol en Francia e Italia.

Pese a la crisis fuera de España, Roures, muy próximo a Javier Tebas, sigue teniendo los derechos de retransmisión de la Liga para los bares españoles. También cabe recordar que es socio del FC Barcelona y uno de los principales avaladores de la junta directiva de Joan Laporta, con quien colaboró con unos 30 millones de euros.

Jaume Roures, en una imagen de archivo | EFE

Jaume Roures, en una imagen de archivo | EFE

El pasado fin de semana se anunció que los trabajadores de la audiovisual catalana irán a la huelga por “la finalización unilateral por parte de la empresa de las negociaciones por un nuevo convenio en ambas empresas (Mediapro y Globomedia)”. Si no cambia la situación, afectaría el último fin de semana liguero, 22 y 23 de mayo.

La movilización se sostiene en demandas por un nuevo convenio, los pagos de un plus retroactivo por el teletrabajo, el paso a contrato a tiempo completo de acuerdos laborales por obra y servicio y el acceso de los empleados al registro retributivo. De momento, la compañía de Jaume Roures se niega a negociar.

 
Hoy destacamos