Palco

Enric Masip, que activó la gran revolución en el balonmano del Barça en una imagen de archivo en el memorial a Johan Cruyff / Redes

Enric Masip, que activó la gran revolución en el balonmano del Barça en una imagen de archivo en el memorial a Johan Cruyff / Redes

Laporta premia a Masip con un ascenso en plena movida del balonmano

El excapitán del Barça trabajará con Mateu Alemany y Jordi Cruyff y fiscalizará su antigua sección

Lluís Regàs @LluisRegas

29.03.2022 00:03h Actualizado: 23.04.2022 17:20 h.

3 min

Joan Laporta, presidente del Barça, otorga más poder a Enric Masip, su fiel asesor. El máximo dirigente quiere que el excapitán del balonmano azulgrana se integre en la secretaría técnica y también tome decisiones en su antigua sección, debilitada tras los despidos de David Barrufet y Xavi Pascual, y la marcha de Ludovic Fábregas en 2023. "Masip es asesor de gabinete de presidencia en temas deportivos y está asignado a la secretaría técnica porque tiene mucha experiencia en el mundo del deporte y ha creado un clima de trabajo muy bueno con Jordi Cruyff y Mateu Alemany", ha dicho este lunes el máximo dirigente en una entrevista concedida a Rac1.

El pasado verano, Laporta activó la gran revolución en la sección de balonmano. Un cambio radical muy impopular después de que el Barça ganara los 61 partidos que disputó y conquistara los seis títulos posibles. Masip recomendó las salidas de Xavi Pascual y Barrufet y el presidente sentenció al gerente y al entrenador.

Disputas entre Masip y Barrufet

Masip argumentó que el Barça debía tener más Champions para justificar la marcha de Pascual. Más polémico todavía fue el despido de Barrufet después de 37 años en el club. En el Palau recordaron entonces las eternas disputas entre Masip y Barrufet como jugadores del mejor Barça de la historia: el que encadenó cinco Ligas y cinco Champions entre 1996 y 2000.

Barrufet y Pascual con la Champions League / FC Barcelona

Barrufet y Pascual, con la última Champions League conquistada por el Barça / FC Barcelona

Xavi O’Callaghan sustituyó a Barrufet en un verano muy movido, marcado por las salidas de Entrerríos, Sorhaindo, Palmarsson, Dolenec, Mortensen, Moller y Álex Pascual, y los fichajes de Melvyn Richardson, Ali Zein, Ángel Fernández y Leo Maciel. Los dos últimos, con un nivel muy discutible para jugar en el Barça.

Muchas derrotas

El Barça se debilitó y las alarmas se dispararon en la Super Globe con la derrota ante el Magdeburgo y después, contra el Veszprem en la Champions. Más dolorosas todavía fueron las dos derrotas contra el Kielce (en Polonia y, sobre todo, en el Palau) en la máxima competición continental, y la alineación indebida de Ben Ali contra el Torrelaviega.

Ludovic Fábregas, en un partido con el Barça / REDES

Ludovic Fábregas, en un partido con el Barça en el Palau / REDES

La crisis del balonmano queda atenuada por la gran superioridad del Barça en España –el fin de semana ganó la Copa del Rey ante el Granollers por 30-26--. En el club, mientras, aseguraban que el equipo de la próxima temporada será mucho más potente con las incorporaciones de Wanne (extremo sueco) y Nielsen (portero danés). También confiaban en atar las renovaciones de Dika Mem y Fábregas, dos jugadores clave para Carlos Ortega.

Un duro golpe

El acuerdo de Fábregas con el Veszprem, a partir del 1 de julio de 2023, ha sido un duro golpe para el Barça, incapaz de retener al pívot francés. “Está muy integrado al Barça y a Cataluña”, defendía Joan Marín, coordinador de la sección de balonmano, sobre la deseada continuidad del campeón olímpico y mundial.

Joan Laporta, junto a Jordi Cruyff y sus hombres de confianza Rafa Yuste y Enric Masip / EFE

Joan Laporta, junto a Jordi Cruyff y sus hombres de confianza Rafa Yuste y Enric Masip / EFE

Fábregas ganará más dinero en el Veszprem que en el Barça, pero algunas fuentes aseguran que los despidos de Pascual y Barrufet no fueron del agrado de Fábregas, preocupado por la pérdida de potencial del equipo azulgrana.

Las secciones pierden mucho dinero

Las secciones del Barça, como avanzó Culemanía, pierden mucho dinero. El club estimó que el déficit de la actual temporada sería de 43,1 millones de euros. La partida más elevada corresponde al baloncesto. Con un presupuesto de 42 millones de euros, las pérdidas serán de 27,4 millones, una cantidad sensiblemente inferior a los 34,7 millones del pasado ejercicio. La sección de balonmano tendrá unas pérdidas de 6,8 millones de euros, 3,9 millones menos que el curso anterior. Las fichas de los jugadores ascienden a 5,3 millones. Nikola Mirotic, la estrella del baloncesto barcelonista, cobra cuatro millones de euros anuales.

Mirotic celebra una canasta ante el Real Madrid en el Palau Blaugrana / FCB

Mirotic celebra una canasta ante el Real Madrid en el Palau Blaugrana / FCB

La política de recortes salariales del Barça pasa factura a las secciones. El equipo de balonmano se debilita y su futuro es incierto. Laporta quiere que Masip se implique más en la sección --tiene buena sintonía con O'Callaghan-- y, paralelamente, trabaje con Mateu Alemany, director de fútbol, y Jordi Cruyff, secretario técnico, en las altas y bajas del primer equipo de fútbol de la próxima temporada.

Premio a la fidelidad

Masip acompaña habitualmente a Laporta en los desplazamientos del equipo de fútbol y también estuvo muy visible en los fichajes del club durante el pasado mercado de invierno. Para premiar su fidelidad, el máximo dirigente quiere que ayude a Alemany y Jordi, cuya gestión del pasado mercado de invierno ha sido muy aplaudida en todos los estamentos del club.

 
Hoy destacamos