Palco

Abidal y Mestres en la presentación de Malcolm / EFE

Abidal y Mestres en la presentación de Malcolm / EFE

Los fracasos de Eric Abidal como secretario técnico

El francés ha perpetrado algunos fichajes desastrosos y ha convivido con polémicas con leyendas del Barça

Guillem Andrés

19.08.2020 15:17h

3 min

El paso de Abidal en los despachos del Barça no ha sido nada bueno. El francés ha sido el responsable de algunos fichajes dudosos y además ha levantado algunas polémicas con leyendas azulgranas. Esta semana se ha confirmado su salida del club. Sin embargo, su papel no deja de ser la radiografía del club y cómo, ante una carencia de proyecto deportivo, han ido cambiando los puestos de responsabilidad en la dirección deportiva sin tener demasiada idea de qué es lo que se quiere a largo plazo.

El exjugador entró en el club en junio de 2018 formando equipo en la secretaría técnica con Ramón Planes y bajo el mando de Pep Segura como mánager. Este último cayó después de la caída estrepitosa en Anfield, mientras que Abidal y Planes se quedaron en el cargo de la dirección deportiva, con el francés como máximo responsable.

Eric Abidal y Ramon Planes en una foto de archivo / EFE

Ahora es Abidal quien abandona el club y Ramón Planes le sustituye. En total, por lo tanto, ya son cinco secretarios técnicos en seis años: Andoni Zubizarreta, Robert Fernández, Pep Segura, Abidal y Planes.

Fichajes que no han encajado

En estos últimos años el Barça ya ha tenido que empezar a hacer algunas incorporaciones de jugadores para ir supliendo a aquellos que ya brillaron con Guardiola. De este modo, por un lado se ha tratado de fichar a futbolistas jóvenes con potencial y otros de más consolidados en el panorama futbolístico.

El que seguramente haya dado mejor rendimiento es Lenglet. El francés ha estado a un gran nivel y ya es desde hace tiempo el central titular del Barça sin lugar a duda. Asimismo, el fichaje de De Jong también es esperanzador por los dotes de calidad que ha demostrado, pero en su primer año ha estado por debajo de lo que se esperaba.

Lenglet durante un entrenamiento /FCB

Por el contrario, hay otros fichajes que no cuajaron por nada como Malcolm, Murillo y Boateng, los cuales fueron un claro desastre. Asimismo, también hay que ver cómo evolucionan Todibo y Junior Firpo, aunque de momento tampoco han ofrecido un buen nivel para el primer equipo.

La operación más mediática ha sido la de Griezmann. El delantero ya estuvo a punto de firmar en 2018, pero lo hizo un año más tarde por 120 millones de euros. Desde un buen principio que se dudó del fichaje y cuál sería su encaje. En su primera temporada no se ha encontrado cómodo en ningún momento y no se puede descartar que este mismo verano se marche.

Griezmann, en un partido con el Barça | FCB

Otra gran loza que tendrá encima Abidal será el estrepitoso mercado de invierno. El Barça tenía una plantilla muy corta y necesitaba un delantero por suplir a Suárez, lesionado de gravedad. Sin embargo, no se pudo hacer ni con Rodrigo, Willian José o Stuani entre otros. De este modo, finalmente se fue a buscar a Braithwaite una vez se lesionó Dembelé fuera de la ventana del mercado invernal.

Polémicas extradeportivas

Más allá de su papel en los fichajes, su paso ha ido acompañado de algunos enfrentamientos con la plantilla. De hecho, con su llegada también se pretendía hacer de vínculo entre el vestuario y directiva, pero acabó siendo un fracaso.

La mayor polémica fue tras el despido de Valverde, cuando dejó ir que algunos pesos pesados habían aprobado su destitución. Tras eso, Messi reaccionó en redes sociales apuntando que no era cierto y que diera nombres si era así. En los próximos días también salieron Jordi Alba y Piqué defendiendo la opinión del capitán.

Eric Abidal y Leo Messi celebran un gol del Barça EFE

Tras eso, su posición quedó muy debilitada y ya se dudó de su continuidad. Él mismo confesó que había aprendido a callar algunas cosas, pero más tarde volvió a tropezar asegurando que no habían hecho ninguna oferta formal a Xavi para ocupar el banquillo. Evidentemente su afirmación no era cierta.

De este modo, Abidal se marcha tras dos años muy convulsos en los que no ha ejercido bien su tarea y había perdido todo el crédito. Sin embargo, ha sido él quien ha tomado la decisión de salir y no la directiva. Ahora será Ramón Planes quien dirige la revolución de la plantilla.

 
Hoy destacamos