Palco

Leo Messi, en una imagen de archivo | EFE

Leo Messi, en una imagen de archivo | EFE

El gran problema de Messi con su contrato

El argentino quedará libre precisamente el año que más carencias está demostrando en su juego

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

10.12.2020 23:47h

2 min

Leo Messi vivirá en 2021 un hecho inhóspito en su carrera. El argentino acaba contrato en junio del año que viene. Lo que significa que a partir de enero, tendrá la total libertad para decidir su futuro y escoger su próximo destino. Son varias las opciones que tiene el 10 encima de la mesa. Sentimentalmente, le gustaría seguir en Barcelona y colgar sus botas en el Camp Nou. Sin embargo, también es consciente que el Barça está inmerso en un proceso de reconstrucción que no le asegurará la lucha por todos los títulos. 

Por otra parte, tiene también la oportunidad que buscar nuevos retos lejos de España. Hasta el momento, el Manchester City y el PSG son los dos clubes que han hecho público su interés en conseguir la incorporación del capitán blaugrana. En ambos hay aspectos mucho más allá de lo deportivo que le atraen. En Inglaterra, se reuniría con el mejor entrenador que ha tenido en toda su carrera, según sus propias palabras, Pep Guardiola. Asimismo, en la capital de Francia le esperará un Neymar que ya ha lanzado el primer guiño para que vuelvan a jugar juntos. 

Messi en el partido ante la Juventus / EFE

Messi en el partido ante la Juventus / EFE

Ahora es Leo el que tendrá que tomar una decisión. Todo hace indicar que priorizará el disfrutar de sus últimos años de carrera y un proyecto deportivo que le permita ganar una nueva Champions, antes que el dinero. Y es que será difícil que el de Rosario pueda conseguir un contrato con los mismos emolumentos que tiene ahora. 

Su decisión más difícil

Leo Messi es el jugador que más cobra del mundo, con cerca de 100 millones de euros brutos. Una cantidad que no es desorbitada, teniendo en cuenta que al FC Barcelona le genera aproximadamente unos 300 kilos al año contar con él. No obstante, prácticamente ningún equipo ha conseguido salvarse del duro golpe económico que ha supuesto la pandemia del coronavirus. Han descendido considerablemente los ingresos en todas las partidas, especialmente en merchandising y en los beneficios de los estadios. 

Lo que ha comportado que prácticamente todos los grandes clubes estén en números rojos. Firmar al 10 con un nuevo contrato cienmillonario como el que tiene ahora es inasumible para cualquier club. Incluso para el dinero de los jeques propietarios del PSG y del Manchester City, amenazados por el límite salarial. 

Bartomeu y Leo Messi en la última renovación del argentino / FC Barcelona

Bartomeu y Leo Messi en la última renovación del argentino / FC Barcelona

Además, no sería tampoco una decisión lógica. Messi está protagonizando la temporada más irregular de su carrera, y está evidenciando claros síntomas de que su final está cada vez más cerca. Su eficacia a la hora de decidir partidos ya no es la de antes. Ya no marca las diferencias como ha hecho durante más de una década. Y esto juega en su contra a la hora de firmar un nuevo acuerdo millonario. 

Todo puede pasar. Quedan muchos meses por delantes de temporada, con unas elecciones en Barcelona todavía por celebrarse. Messi no cierra la puerta a nada. Tampoco a una reducción de salario que cada vez, por su rendimiento y por el contexto económico mundial, ve más posible. 

 
Hoy destacamos