Palco

Escudero, Mateu Alemany, Elena Fort, Reverter y Eduard Romeu / CULEMANIA

Escudero, Mateu Alemany, Elena Fort, Reverter y Eduard Romeu / CULEMANIA

El peligroso juego a dos bandas del Barça con CVC

La entidad azulgrana negocia con el fondo de capital riesgo al margen de la Liga, a la que ataca por vías legales

Víctor Malo @VMalo8

16.12.2021 02:18h

2 min

Demasiados frentes abiertos. En una semana decisiva para el futuro del FC Barcelona por la celebración del referéndum sobre la financiación del Espai Barça el próximo domingo 19 de diciembre, sigue dando que hablar la negociación del club con la Liga y CVC para inyectar liquidez. Un dinero que vendría como agua de mayo a las mermadas arcas del Barça, que aspira a reforzar el equipo con dos fichajes en el mercado de invierno

La entidad que preside Joan Laporta ha optado por una peligrosa apuesta que consiste en jugar a dos bandas. Por un lado, le sigue el juego a Florentino Pérez para sorpresa de muchos clubes de la Liga que, en la última asamblea extraordinaria, interpretaron que el Barça se iba a distanciar de la posición beligerante del Real Madrid. Nada más lejos de la realidad. En vista del comunicado que este mismo miércoles ha emitido el club azulgrana, se confirma que han emprendido acciones legales contra el acuerdo adoptado para llevar a cabo el denominado Proyecto Impulso de la Liga. 

¿Inyección de 400 millones?

Del otro lado, el club negocia con CVC Capital Partners, el socio de la Liga con quien precisamente se ha firmado el Proyecto Impulso que trata de impugnar el Barça. Se trata de una acción difícil de entender por el momento ya que Ferran Reverter y Mateu Alemany están intentando llegar a una entente con la misma compañía a la que le intentan invalidar otro acuerdo muy sustancioso. 

Joan Laporta y Javier Tebas, ¿condenados a entenderse? / CULEMANIA

Joan Laporta y Javier Tebas, ¿condenados a entenderse? / CULEMANIA

El Barça espera conseguir una inyección de unos 400 millones de euros a cambio de ceder, durante los próximos años, una parte de sus derechos televisivos a CVC. Si se firma este acuerdo, el club quedaría hipotecado a cambio de obtener liquidez inmediata. Y uno de los puntos que faltan por determinar es, posiblemente, el más importante: ¿durante cuantos años se vincularían las dos entidades? Una servidumbre a 50 años es lo que pretende evitar la entidad catalana. 

A falta de nueva información sobre el estado de las negociaciones, algunas voces apuntan que Tebas tendría un enfado considerable al ver que Laporta negocia con CVC de manera unilateral, al margen de la Liga, al tiempo que intenta boicotear el Proyecto Impulso. Sin embargo, fuentes de la Liga consultadas por Culemanía niegan la mayor: "El Barça y CVC han hablado mucho en el marco del acuerdo de La Liga Impulso, pero de conversaciones al margen no hay constancia salvo lo que se puede leer en algunos medios". 

 
Hoy destacamos