Universo Blaugrana

Ansu Fati, Riqui Puig, Trincao y Pedri, en un montaje | Culemanía

Ansu Fati, Riqui Puig, Trincao y Pedri, en un montaje | Culemanía

Ansu Fati, Riqui Puig, Trincao, Pedri... llega la inevitable operación 'renove' en el Barça

El club culé sigue trabajando en el inevitable cambio de ciclo del primer equipo

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

29.07.2020 23:38h Actualizado: 29.07.2020 23:55 h.

2 min

El FC Barcelona necesita, de forma urgente, un rejuvenecimiento de la primera plantilla. Muchos de los pesos pesados del equipo azulgrana (Leo Messi, Gerard Piqué, Luis Suárez, Sergio Busquets) superan ya la trentena, y empiezan a mostrar importantes carencias a nivel físico. Todavía tienen energía para ser piezas importantes en el club culé, pero inevitablemente, su final está cada vez más cerca. 

Messi, Busquets y Piqué en un calentamiento con el Barça | FCB

Messi, Busquets y Piqué en un calentamiento con el Barça | FCB

La edad media del conjunto azulgrana se sitúa por encima de los 27 años, y es una de las más veteranas de toda Europa. Muchos llevan años pronosticando que, si la dirección técnica no se pone de forma urgente manos a la obra para renovar la plantilla, el FC Barcelona se arriesgaría a ser un Nuevo Milán. Un equipo triunfador, que tras perder a sus máximas estrellas por la edad, dejaron de ser potencia en Europa. Por eso, en la entidad culé están trabajando con previsión para proceder con el ineludible cambio de ciclo. 

Savia nueva para el futuro

En este sentido, la mayoría de movimientos que ha cerrado ya el Barça de cara al curso que viene están centrados en este plan renove. El pasado invierno, se cerraron los fichajes de dos promesas destinadas a liderar el equipo culé durante la próxima década. Pedri, perla del fútbol español y que ha demostrado este curso en Las Palmas que tiene la calidad y la madurez necesaria para triunfar en el Camp Nou. Y un Francisco Trincao que tras cerrar su traspaso por 31 kilos, ha sorprendido a todo el mundo desatándose como uno de los mejores sub-21 de Europa. 17 y 20 años tienen, respectivamente. 

Trincao y Pedri, en un montaje | REDES

Trincao y Pedri, en un montaje | REDES

A estos hay que sumar también dos canteranos que este curso, finalmente han conseguido su hueco con los mayores: Ansu Fati y Riqui Puig. La llegada de Setién y la falta de efectivos en las últimas jornadas le facilitaron las oportunidades, y no las desaprovecharon. Ambos tendrán, con 17 y 20 años, ficha del primer equipo. Como también un Ronald Araujo considerado ya el tercer central (21 años). 

De Jong y Dembelé, en un entrenamiento | FCB

De Jong y Dembelé, en un entrenamiento | FCB

Esta savia nueva se unirá a muchas de las jóvenes incorporaciones que ya ha ido cerrando el club culé en los mercados anteriores, y que el curso que viene estarán obligados a dar un paso al frente. De Jong y Dembelé (23 años), o Lenglet (24) deben ser la columna vertebral del futuro de la plantilla azulgrana. Y a todos estos se podría añadir Lautaro Martínez (22) o algunos cracks del filial como Monchu, Collado o Akieme para formar un vestuario con todavía más presente, pero sobre todo futuro. 

Los pesos pesados guiarán la transición

Sin duda, el FC Barcelona está trabajando intensamente para asegurar el futuro deportivo del equipo. Sin embargo, esto no es cosa de un día. No se le puede dar toda la responsabilidad a estos jóvenes jugadores de forma instantánea. Por eso, en el club culé consideran que es el momento indicado para plantear este cambio de ciclo. 

Messi da instrucciones a sus compañeros durante una pausa de hidratación | EFE

Messi da instrucciones a sus compañeros durante una pausa de hidratación | EFE

Aprovechar los últimos años del núcleo duro, formado por los Messi, Busquets o Piqué, para que faciliten la transición e instruyan a las jóvenes promesas sobre cómo funciona el club y cómo debe cuidarse un vestuario. El plan renove del Barça ya está en marcha. Las piezas empiezan a estar en el tablero, y solo es cuestión de tiempo que las grandes estrellas de los últimos éxitos abandonen el barco. Para eso debe estar preparado el club culé. Para asegurarles que, una vez se marchen, el equipo quedará en buenas manos. 

 
Hoy destacamos