Universo Blaugrana

Una foto de archivo de Ernesto Valverde durante un entrenamiento / EFE

Una foto de archivo de Ernesto Valverde durante un entrenamiento / EFE

¿Qué problema tiene Valverde con la cantera?

Las oportunidades de los canteranos se han reducido drásticamente desde que el 'Txingurri' se sienta en el banquillo azulgrana

Yago González

18.10.2018 12:32h

2 min

En las últimas décadas, el FC Barcelona ha destacado especialmente por su apuesta por la cantera. Cuidar las categorías inferiores y dar oportunidad a las jóvenes promesas forma parte del ADN Barça. El club ha cosechado sus mejores éxitos merced a los jugadores formados en la Masía. La cantera del Barça es la envidia de medio mundo. Sin embargo, desde que Ernesto Valverde se sienta en el banquillo del Camp Nou pocos son los canteranos que han disfrutado de una oportunidad en el primer equipo.

Ernesto Valverde aterrizó en Barcelona en buena medida por su filosofía de fútbol, basada en el cuidado de los jugadores de la casa. Era lo esperado de un técnico proveniente del Athletic de Bilbao y el Espanyol, dos clubes que también destacan por el mimo de sus canteras. Ahora bien, los hechos demuestran que el Txingurri no está adoptando este mismo modelo desde que es entrenador del Barça: solo ha hecho debutar a dos jugadores.

Un bagaje muy pobre

Los dos únicos afortunados que han debutado con Valverde son Marc Cucurella y Oriol Busquets. Ambos debutaron la temporada pasada en la eliminatoria de Copa del Rey que enfrentó al Barça con el Murcia. El primero juega cedido en el Eibar, mientras que el segundo sigue en las filas del filial. Es cierto que el Txingurri trabaja con numerosos canteranos. Riqui Puig, Miranda, Chumi, Cuenca, Collado o el propio Oriol Busquets son asiduos a los entrenamientos del primer equipo. Pero al parecer no convencen al técnico.

Sesión de entrenamiento del Barça / EFE

Sesión de entrenamiento del Barça / EFE

En honor a la verdad cabe decir que Ernesto Valverde ha dado oportunidad a otros dos jugadores del filial: Jose Arnaiz y David Costas, si bien ambos habían debutado ya como profesionales en sus anteriores clubes. David Costas tuvo un debut precoz en el Celta la temporada 2013-14, mientras que Jose Arnaiz se estrenó con el Leganés en 2015. Ambos tuvieron que esperar a la susodicha eliminatoria de Copa frente al Murcia para debutar con el Barça, y actualmente ambos han vuelto a sus clubes de origen.

La edad de oro

Con todo, el bagaje de Ernesto Valverde sigue siendo muy pobre, sobre todo si lo comparamos con el de quienes le antecedieron en el cargo. Pep Guardiola es el gran paradigma de la apuesta del Barça por la cantera. Estructuró el equipo en base a los canteranos ya consolidados (Valdés, Puyol, Xavi, Iniesta, Messi), repescó a los que se habían marchado (Cesc, Piqué) y descubrió a nuevas figuras como Sergio Busquets o Pedro.

Durante las cuatro temporadas de Pep Guardiola en el Barça llegaron a debutar hasta 22 canteranos. Una media de más de cinco por campaña. Dio oportunidad, entere otros, a Sergi Roberto, Thiago, Bartra o Deulofeu, todos ellos consolidados en la élite, aunque salvo Roberto fuera del Camp Nou.

Messi, Iniesta y Xavi en el Balón de Oro 2010 / EFE

Messi, Iniesta y Xavi en el Balón de Oro 2010 / EFE

Es evidente que durante la etapa de Guardiola la cantera azulgrana vivió su edad de oro. El Balón de Oro de la temporada 2010, cuyo podio fue copado por Messi, Iniesta y Xavi, constituye un hito en la historia del club. Tres jugadores formados en la Masía se convertían en los mejores del mundo. El juego del Barça alcanzó el cenit. Un estilo de juego único, marca de la casa, que hacía las delicias de los aficionados al fútbol, fueran o no culés.

La receta del éxito

Hay que reconocer que no siempre se tiene la suerte de acumular tanto talento en unas pocas generaciones. Sin embargo, el éxito del Barça se produjo, también, porque el club había cultivado a sus promesas para que florecieran. Algo que Ernesto Valverde parece descuidar.

 

Hoy destacamos